El certificado de eficiencia energética, obligatorio desde junio del 2013, es un documento que contiene toda la información sobre las características energéticas de la vivienda, así como su calificación energética.

El contenido de este certificado se resume en una etiqueta, en la que se muestran los resultados del inmueble ordenándose de mayor a menor, siendo A la máxima eficiencia energética y G la menor.

El certificado de eficiencia energética debe ser realizado por un profesional competente (arquitectos o ingenieros), el cual analizará diferentes aspectos de tu vivienda, siendo el proceso natural el siguiente:

  • Visita tu vivienda para tomar datos y hacer mediciones.
  • Realiza un análisis de la envolvente térmica y de las instalaciones térmicas.
  • Redacta el documento, en el que hay unas propuestas para mejorar la eficiencia energética del inmueble.
  • Lo inscribe en el registro competente habilitado por cada CCAA.

El certificado de eficiencia energética tiene una validez de 10 años y es obligatorio si quieres poner en venta o en alquiler tu vivienda, correspondiéndote a ti como propietario el solicitarlo.

De no contar con él, puedes ser sancionado con multas que oscilan entre los 300 y los 6000 €.

Sabido esto, vamos a ver qué podemos hacer para mejorar la eficiencia energética de tu vivienda. ¡Comencemos!

hogar-eficiente

Mejora la eficiencia energética de tu vivienda

En primer lugar y en la medida de lo posible, haz uso de materiales sostenibles y eficientes como la madera o el corcho.

En segundo lugar, mejora tus puertas y ventanas, ya que la mayor parte de la energía se pierde por ellas.

Instalar ventanas con tecnología aislante y doble acristalamiento puede suponer ahorrar entre un 30 y un 50 % de calefacción/aire acondicionado.

Por último, la iluminación de tu vivienda es un aspecto clave para mejorar la eficiencia energética, ya que supone un 18% del consumo eléctrico.

Para empezar, aprovecha todo lo que puedas la luz solar y para tu instalación apuesta por la tecnología LED: ahorrarás hasta un 80% y dura hasta 8 veces más.

De otro lado, puedes instalar sensores de movimiento para que la luz solo se encienda cuando detecten movimiento.

Y hasta aquí los consejos para mejorar la eficiencia energética de tu vivienda. Esperamos que te hayan sido de utilidad y recuerda que si necesitas realizar el certificado de eficiencia energética para tu vivienda o quieres instalar iluminación LED solo tienes que contactarnos.

¡Infórmate sin compromiso!